martes, 4 de agosto de 2015

Reflexiones veraniegas sobre el mercado francés.

Como todos los agostos, tras acabar el curso, hago reflexiones sobre el trabajo y su futuro. En este caso, me gustaría compartir con vosotros mi humilde opinión sobre lo que han de hacer las editoriales francesas. No es mi intención molestar a nadie. Solo compartir reflexiones. 
Tras un primer decenio con grandes ventas, sobretodo con la publicación del manga que salía en televisión, las editoriales francesa tomaron la iniciativa de fagocitarse entre ellas para mantener con beneficios. Pero las tiradas han bajado mucho y se producen muchos álbumes (BD) para compensar. 
Bajo mi humilde opinión, los dueños de las editoriales han de plantearse devolver a los editores el poder cedido a los escritores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada